jueves, 21 de febrero de 2008

Insatisfacción

No estoy para nada conforme con este blog. Y no sólo por ser su único lector, sino quizás temiendo que mañana haya alguno más. Todo cuanto aquí escribo, aún cuando lo haya hecho con gran ímpetu inicial, me resulta baladí una vez publicado.
Los cuentitos cortos, una sonrisita, poco más. "¡Qué ingenioso!" Una clave para comprender la mecánica de la vida, mmmseeee... datos olvidables. Una crítica a un comentario ajeno... ejercicio de despreciable soberbia sin fundamentos.
Nada de todo esto es interesante. Y quizás por eso Lucas haya reemplazado en su blog la palabra "comentarios" que aparece al final de cada entrada por "rechazos del solipsismo". No parece que lo que los seres humanos tengan para decir atraiga la atención del resto. Más que algún amigo condescendiente, nadie parece leer blogs ajenos. Y eso no es culpa del resto (cada uno de nosotros forma también parte del "resto" para los demás y nadie está obligado a declarar en su contra). Sugiero que, a pesar de los intentos y los fervorosos deseos de quienes sobretodo, anteojos y boina mediante, quieren que la vida sea una instancia plagada de planos superpuestos de misterios y enigmas, todo esto es una decepcionante nada de la que no hay mucho que decir. Al menos no mucho realmente interesante.

2 comentarios:

Luc Misseri dijo...

Estimado Gualterio:

Comparto su visión del fenómeno blog y del sentido de la vida. Aunque en el fondo veo una solución para ambos. Borre de su mente la palabra solución, eso es demasiado pedir, reemplácela por "parche".
Cada día estoy más convencido de que la vida no tiene sentido. Podemos dar múltiples interpretaciones: biológicas, teológicas, filosóficas. Pero en el fondo, sospechamos que son parches que intentan tapar un agujero enorme.
Por eso al aceptar el non-sense de la vida uno consigue cierta libertad. Una libertad creativa. Sé que el hecho de crear el sentido le sonará a receta de esos libros que Ud. vende (Coelho, Bucay). Pero no, no me refiero a esas recetas baratas que son al acto de creación de sentido lo que el helado en polvo al helado artesanal.
Mi receta, sé que no soy ejemplo de nada, es poner nuestra energía vital en una actividad sin sentido. Eso se transforma en algo liberador y a su vez dador de sentido. De esta forma tenemos Actividad sin sentido (-) en vida sin sentido (-) = Ficción con sentido (+).
Blake dijo una vez "la vida es una ficción plagada de contradicciones". Considero que la mejor forma de encontrar un brillo de sentido en nuestra vida es forjarnos nuestra propia ficción. Incluso conscientes de que es una ficción (para que no me acusen de psicópata, jejeje).
Para muchos es su blog, en el que juegan a ser escritores y a una suerte de exhibicionismo del "corazón". Pero conociéndolo un poco sé que esto no le basta y está muy bien que sea así. No obstante, puede ser el comienzo de algo. Un cordial saludo,

PD: hay algo para Ud. en mi blog.

federico luis liste dijo...

Monsieur Doti:

Me atrevo a asegurarle que su intriga existencial no encontrará un fin en este blog y, mucho menos, en este comentario banal. Pero todo Robinson busca su Viernes y las azarosas olas de este mar absurdo e incomprensible han arrastrado su mensaje en la botella hasta mis costas.
Un saludo, su estimado lector,

Loser Hurricane (Homo ludens)