jueves, 6 de marzo de 2008

¡Atreyu!, ¡Atreyu!

Pues bien, contrariamente a lo que manifestara en algún post anterior, parece que armar este blog está, lenta y provisionalmente,adquiriendo algún sentido. Me gusta. Está muy bien que algunas personas con vastos territorios espirituales para recorrer se congreguen aquí virtualmente (sobre todo ahora que hay una fémina, para que esto no devenga abierta orgía). Voy a elogiar a mis conbloggers (atentos a este neologismo. No lo volveremos a leer jamás). De esto se trata todo esto. (En una librería de mala muerte. Rodrigo está sentado leyendo el diario en una de las mesas de la cafetería que se enreda con los libros. Llega Walter, sus rulos lo hacen gracioso para los demás y para sí mismo. Él lo sabe por lo que entra esbozando una sonrisa inexplicable para el público) -Rodrigo, ¿cómo andás? (Se dan la mano como adolescentes en los 90´s) -Bárbaro... -¿El almacén? ¿Lo compraste? -Y no, mirá... -Bien, bien. ¡Es lo mejor que te podía pasar! ¡Vos estás para otra cosa! Lucas E. M-----i no habiendo nacido en un mundo de sabios, no aceptando no haber nacido en un mundo de sabios, se empeña en crear uno. Donde es inútil escribir una novela porque para qué, él va y se la escribe. Completa. Hasta el final. La envía a un concurso. E intenta una filosofía donde nadie supone que pueda intentarse una filosofía. Y rompe con el estigma de que en el país sólo puede haber comentadores. Es criticado hasta la desmoralización. Pero, ¿alguien intentó una filosofía? La soberbia del que ni siquiera juega pero señala al que pierde, o al que va perdiendo. Lucas E. M------i es inventor. Inventó que un pasquín puede llevar un número mayor a 3. Inventó que una revista cultural puede ser interesante y puede ser hecha sin soberbia académica y no como un espacio de autocongratulación personal sino como una puerta al aprendizaje y a la sorpresa y no como un lugar de aplicación de lo aprendido en la última materia que sólo para uno es sorpresa, y no como la manifestación de una supuesta incomprensión del mundo que por eso no la sacamos más si total nadie lee nada en esta época sino aprendiendo de los errores sino cambiando todas las veces que hiciera falta sino creando un producto en serio de verdad auténtico. Federiolaapretadamente Fedesehizogenioporquelosadultoslereprochabannoserlo.cuandocreció,advirtióque,apesardelaexigencia,ningunodelosadultosacusadoresloera,einclusotampocopretendíanqueéllofueraverdaderamente.leinsistíansóloparahostigarlo.peroyaeraungenioylosgeniossonlosquelecorrenelveloalarealidadyvenlasbambalinasdelinfierno.asíqueporunajoditadesusmayoresfedecargaparasiempreconelinsoportablepesodelaverdad.todavíacreequeenestetrasladarlapesadamochilahaymérito,perocomienzaadvertirqueno.igualjustificasuposturaconeleganciaysinrazonamientosinválidos,porqueesungenio.perodebeestartristeysinoselenotaesporquelosgeniosbiensimulan.élintuyequeesungenio,peropormomentos,conociendosusfalenciasdesdedentro,piensaqueestáengañandoatodosconestaidea,yseconvenceasímismoysedeprimeportresdías.entoncesmiraaotrosgeniosavercómohacenylosquierecopiar.yloscopiaperfectoporqueesungenio.peroesmejorsuperfección.¡ay!eldíaquelosepa. Conozco una chica que se llama Carolingio. Carolingio es chiquitita. Pero descubrió un método para que no se note. Rápidísimo para ganarle al ojo y a la física se sube a sí misma hasta sesenta y ocho veces y cuando la ves es enorme, enorme, enorme. Carolingio es chiquitita pero le sobra altura. ¡Gracias amigos! Póngale nombre a esta nada, como Atreyu. (Fede y yo estamos intentando escribir "La Historia sin fin").

2 comentarios:

Luc dijo...

Mi querido Gualterio. Le agradezco por tan elogiosas como inmerecidas palabras. Realmente me emocioné hasta casi las lágrimas (sabe que el "casi" es un casi de sequedad pero no de insensibilidad).
En momentos en los que uno siente que todo lo que hace es arañar la nada, cuando alguien dice haber visto una imagen en esos movimientos frenéticos que intentan evitar el ahogo del absurdo vital eso es algo muy muy parecido a la felicidad.
Sabe el concepto que tengo sobre Ud. y que me gustaría realmente lo digo que la Atanatosofía se materialice. Pongo todo mi escepticismo a su servicio.
Por último, aprovecho este espacio para quejarme de los semibloggers. "O facciamo tutto o niente, signori!" Cómo es eso de llenar el perfil y no postear aunque sea un "en construcción". Mi queja se debe aldeseodeleerafederiola y a la curiosidad que da que una mujer se autodenomine "carolingio". La hipótesis más ockhamista que tengo es que debe ser una tal carolina.

Calderondelabarca dijo...

Atreyú!