viernes, 18 de abril de 2008

BRIELRD

Mi amigo Gabriel cumple 32 años este 19. No como él hubiera querido. Ya hace dos años de su terrible accidente, de su estado de semiplena consciencia, de su silla de ruedas, de sus operaciones. Quienes lo conocemos sabemos que su apetito de conocimiento siempre ha sido infinito. Por eso preferimos interpretar su condición actual como un viaje, su desgracia como un privilegio, un modo extraño de arribar a la verdad del ser, de arribar a un estado de conocimiento vedado al común de los mortales. ¡Feliz Cumple, Gaby! BrielRD La espalda al fuego de las horas que espanta, que limita, que asesina. Huir del vasto espacio que confina, que corroe, que deshace, que devora. Al amparo del sueño, que suspende el engaño de la muerte y de la vida, se cobija un alma que en su herida se resiste, no soporta, no comprende. No perturbe tu sosiego su letargo, es su viaje una intuición, un privilegio. Es su ausencia un extraño sortilegio: el sabor de la verdad es siempre amargo. Del orbe de arquetipos al perverso mundo de reflejos que es tu cielo volverá a ti y correrá el velo del secreto final del Universo.

5 comentarios:

Idea dijo...

¿Qué podría uno decir ahora que no restara más de lo que suma? Sólo, que usted me ha conmovido con su poesía y su amigo con el dolor de su conocimiento "vedado al común de los mortales"

Walter L. Doti dijo...

Gracias. La verdad estoy muy triste.

Carolingio dijo...

Walter:

Entiendo tu tristeza. A lo injusto y terrible de la desgracia se suma el dolor de la impotencia. El ser observador del dolor causa un dolor aun mayor que el original. El no poder hacer nada para cambiar la situacion, lo multiplica.

Realmente deseo que todo mejore para tu amigo, asi como deseo que lo sufras con la mayor levedad posible.

Un beso

Walter L. Doti dijo...

Gracias Caro!

fede dijo...

¿Se acuerdan de ese gil que se acercó a Solón a preguntarle por qué lloraba la muerte de su hijo si era inútil?

Solón le respondió:

"Por eso lloro: porque es inútil"