miércoles, 30 de abril de 2008

LAS ASTUCIAS DEL DESTINO

Distinto al Cándido de Voltaire, que al ser pateado en el culo* por el señor barón de Thunder-ten-tronckh cayó fuera del mejor de los mundos posibles – su castillo en Westfalia – para conocer la Inquisición, el hambre y el dolor vagando por las soledades de América, y el infortunio perdiendo todos los carneros del buen país de El Dorado, Caetano Veloso** fue a parar al paraíso después del puntapié castrense que sufriera en 1969. Su exilio lo vió levantarse del suelo quitándose el polvo del traje en alguna callecita perdida de Londres. ¡Londres!: ni ostracismo ni cicuta. Caetano bebió a borbotones de las fuentes del cosmopolitismo, del refinamiento, del eclecticismo musical. Y halló allí su sedoso estilo. Mientras otros aún hoy ven una virtud en la reivindicación de lo nacional en detrimento de lo extranjero, el joven y melenudo Caetano de aquellos días olió en este tipo de declaraciones el hedor del más rústico nacionalismo. Entonces se tapó la nariz y miró al cielo londinense para grabar en su espíritu todos los colores del mundo. Captó la magia de la capital espiritual universal y la llevó a su música, a su poesía, a sus palabras. La historia se vale de intrincados mecanismos para concretar sus objetivos. Lo que parece un castigo, puede ser una bendición. Ojalá si alguna vez nos sacan del edén podamos caer en Londres. I'm wandering round and round, nowhere to go I'm lonely in London, London is lovely so I cross the streets without fear Everybody keeps the way clear I know I know no one here to say hello I know they keep the way clear I am lonely in London without fear I'm wandering round and round, nowhere to go While my eyes go looking for flying saucers in the sky (2x) Oh Sunday, Monday, Autumn pass by me And people hurry on so peacefully A group approaches a policeman He seems so pleased to please them It's good at least, to live and I agree He seems so pleased, at least And it's so good to live in peace And Sunday, Monday, years, and I agree While my eyes go looking for flying saucers in the sky (2x) I choose no face to look at, choose no way I just happen to be here, and it's ok Green grass, blue eyes, grey sky (2x) God bless silent pain and happiness I came around to say yes, and I say While my eyes go looking for flying saucers in the sky *Las buenas traducciones no se andan con eufemismos. **Me acordé un chiste malísimo: 1er. acto: Gino Renni vestido de cazador en Canadá. Camina sigiloso con su arma por el bosque. 2do. acto: Gino Renni siente un crujido, pierde el equilibrio, cae en un pozo. 3er. acto: Gino Renni abre los ojos sorprendido y asustado dentro del pozo. Un enorme animal ruge a su lado. Gino intenta escapar desesperadamente. ¿Cómo se llama la obra?

10 comentarios:

Maria Laura dijo...

Mira mira...estoy firmando.(para que veas que entro a leer :P)

Ahora que puedo hacerlo no se me ocurre que decir...quedara para la proxima el comentario inteligente ¿?

Salu2

Walter L. Doti dijo...

Chas Gracias María Laura. Bemvinda!!!
¿Se te ocurre cómo puede terminr el chiste?

Walter L. Doti dijo...

Lo que son las juntas. Me estuve releyendo en este post y caí en la cuenta de que, si en vez de haber puesto, "Ojalá si alguna vez nos sacan del edén podamos caer en Londres.", hubiese escrito "Ojalá, amigo lector, que si alguna vez nos toca ser expulsados del paraíso, encontremos otro paraíso inesperado.", la entrada entera sería completamente federiqueana.

Idea dijo...

Estimado, ¿no estará usted esperando que alguien le termine el chiste, obvio por otra parte, no?
Mire, tan feliz estoy de que haya vuelto que si de verdad lo espera, entraré y seré millones como usted, dándole pasto a las fieras.

Idea dijo...

La verdad, todo un hallazgo esta canción, debo confesar que la veta de acnciones en inglés de Caetano no es lo que más me ha gustado de él, pero este video tiene un no sé qué.
De paso, qué pareja de hermanos que hacen él y María Bethania, la vida a veces es perversamente mágica.

Luc dijo...

VOLVIÓOOOOOOO GUALTEEEERIO!!!!

Me alegro muchísimo de su regreso. Dos comentarios sobre este acontecimiento:

1. Vergonzosamente confieso que me costó entender el chiste pero lo entendí al contrastar nota y nombre.

2. Me abstendré de criticar y buscar debate por lo menos por una semana para que se sienta cómodo y no le agarre la afasia o el agrafismo otra vez.

Saludos de su amigo,

Luc

Daniel Rico dijo...

No solo lo liberaron de la fatalidad del terruño, los militares brasileños son conocidos por su meticulosidad: seguro que confiscaron sus bienes y los de su familia, para que no lo distrajeran de su misión creadora; ni se habrán abstenido de asesinar algunos pariente o amigo, para que el pobre músico no sufriera el temor de las visitas que se te quedan todas las vacaciones; y supongo que le habrán dejado en claro que si volvía lo iban a liquidar, para que no extrañar al pedo.

Yo no entiendo como este tipo no supo agradecer a tanta gente que se preocupo por buscarle un mejor lugar para vivir y volvió a Brasil. Esta visto que todos los trompetistas son unos irresponsables desagradecidos.

Carolingio dijo...

Ya se!

Cae Gino y ve el oso!
--------------
No se si es una bendicion lo que parece un castigo, o, dentro de todos los castigos, uno bastante amable, que terminó dandole un giro fundamental y positivo (aparentemente) a su vida.

Eugenia dijo...

Walter!!! Que alegira tenerlo de vuelta!!! Ya lo extrañaba. Me encanto el titulo del post.
Ojala el destino nos juegue una buena pasada en algun momento, sorprendiendonos cuando menos lo esperamos, y en la angustia por haber perdido aquello que que creemos irremplazable, nos tope con algo que jamas habiamos soñado encontrar.
Saludos.

fede dijo...

Recién quise entrar al sitio de Play Boy y caí, por error, en su blog... Usted tiene toda la razón: Yo hubiera preferido Londres (O la Play Boy)

Para serle sincero, si terminé leyendo a Poe es porque el rata de mi viejo no me quiso comprar la Isidorito (O la Play Boy)

PD: Si usted n me hubiera dicho el final del chiste no lo hubiera adivinado nunca. ¿Me estaré volviendo tonto?

Después de tanto sin saber de usted por este medio, me provoca mandarle una abrazo (¿O, si lo prefiere, una Play Boy?)