sábado, 16 de agosto de 2008

HAMLET, THE MILD CIGAR

Una muestra de la clásica campaña publicitaria de cigarrillos "Hamlet": no siempre las cosas salen como uno quisiera. Para esos momentos, "Hamlet, the mild cigar".

5 comentarios:

cacho de pan dijo...

walter, con mis pétalos ya deshojados, vuelvo a usted...

fizgoneando (bonita palabra) por su blog, veo el del señor mactas, a quien conocí alguna vez, que no es exactamente de él, sino de una productora de zapatillas "ibicencas" que aquí llamamos mallorquinas, como las auténticas...esta niña, señora o mujer hace comentarios generalizadores sobre barcelona y los catalanes, deteniéndose en detalles tan profundos como el auge de unas gafas, anteojos dice, que considera horteras, mersas, cutres...qué usará ella, la dueña del buen gusto?
Pasando apenas unos días por un lugar y deteniéndose en una mujer que vende en una feria, ¿no se le ocurrió mirar lo limpito y arreglado que está el mercado, el puesto, la señora misma?
Y usted sabe que no soy nazionalista, pero es que la tontería me puede.

cacho de pan dijo...

Ah! Usted se preguntará que tiene que ver mi comentario con su Hamlet.
Pues eso: Ser o no Ser...mersa.

Acabo de leer el texto que abre los comentarios.
¡Cómo es usted, Walter!

¿O te digo "¡cómo sos!"?

manguera dijo...

No me acordaba de ese día. Me queda bien el violeta. Saludos.

Idea dijo...

Yo debo confesar que me costó un perú (dicho en uruguayo) y un buen rato entender la "gracia" de esta publicidad. En resumen, que aunque me río con frecuencia esta no me causó gracia, perdonarán mi torpe sentido del humor o presumirán que ser mujer dificulta la comprensión. Resumiendo, tal vez el humor también tenga género.

Walter L. Doti dijo...

Manguera: yo estaba tan borracho que me puse a relinchar.