domingo, 7 de diciembre de 2008

NO PUDIERON ENCONTRAR A NADIE

- Murió Rey.
-¿¡Cuándo!?
- Recién.
- Me dejás helada.
Enterada de la muerte del perro de su padre, ella se acercó a su antigua casa familiar donde ahora vivía su hermana, con su marido y con su hijo. El patriarca llevaba ya cinco años fallecido y la desaparición de Rey, que había sido entrenado y cuidado por él, fue sentida como la pérdida del último vínculo con un objeto sobre el que aquél tuviera influencia directa.
Llegó y su hermana le abrió la puerta. En el living, sin mediar saludo, le contó cómo había sido todo:
- Empezó a tener como convulsiones. Llamé al veterinario pero al rato lo volví a llamar para suspender: se tiró ahí en la camita y al ratito se quedó duro.
Con las manos en los bolsillos traseros del jean, sin nada para decir, su mirada vacía se escapó hacia el marco de la puerta que llevaba hacia las habitaciones. Apoyada allí, como ajena a la situación, la figura nítida e inesperada de un hombre que empezó a caminar hacia adentro la dejó atónita.
- ¿Viste lo que yo vi? – Dijo a su hermana.

- ¡Sí, era papá!
Corrieron detrás del milagro. Pero los milagros no existen: no pudieron encontrar a nadie. .
.
.
.
.
.
.
.
.
La mujer que me contó la historia que relato (y de que es protagonista) es atea y descreída respecto a cuestiones sobrenaturales. Y, por sobre todas las cosas, es alguien que merece mi absoluta confianza No puedo mencionar haber vivido una experiencia similar, por lo que me costaría creer en ella si no me hubiese llegado de boca de quien me llegara. Pero así las cosas, no dudo que esto ha ocurrido. ¿Han tenido ocasión alguna vez de vivenciar algo similar?, ¿conocen alguna explicación para este tipo de fenómenos?

14 comentarios:

Иосиф dijo...

Que bonito texto, denota tus capacidad para con la escritura, te felicito, me alegraste el día. un besito

Luc dijo...

Corro con la ventaja de que ya me lo habías contado y con la desventaja de un escepticismo tomasiano (ver para creer). Me encantaría ver un fantasma, incluso tener una larga charla con él y que me cuente de mis abuelos o del ultramundo. Pero realmente descreo de la posibilidad de ello.
Ayer miraba mis sandalias ante la puerta del baño (sí, soy muy desordenado) y pensaba en lo que me contaste. Se me ocurrieron dos cosas:
1) Creería en los fantasmas si las sandalias se ponen a bailar tap ahora. En ese caso les pediría unas clases y me alegraría de la posibilidad de una vida posterior.
2) Estaría bueno filmar un corto muy dramático que termine con unas sandalias bailando rumba.

Un abrazo escéptico o fantasmal. Puesto que en este ámbito soy una manifestación incorporea, lo que es decir, algo no muy lejano a un fantasma.

PD: respondiendo a su pregunta, nunca experimenté cosas análogas, ni siquiera cuando tenía principios de esquizofrenia en mi infancia.

•María Laura• dijo...

Lo mejor es pedirle a nuestros padres, mientras estan en vida claro, que nunca se nos aparezcan desde el mas alla. Yo ya lo hice, y mamá me prometio no hacerlo...a mi esas cosas me dan miedo.

Me gusto la brevedad de este post :P

Beso

cacho de pan dijo...

qué quiere que le diga walter...
no creo, pero a quién le importa lo que crea no no crea yo?
a un fantasma?
no creo.

Marisol Verdugo V. dijo...

Justamente hace dos dias asisti a un funeral.
A la muerte de una anciana de mas de 90 años. La tristeza no fue desgarradora, pues era un tanto evidente que la muerte la rondara.

Sin embargo sucedio algo extraño; esta abuela, el sabado anterior al de su muerte estuvo hasta las 6 de la mañana despierta y festejando en el matrimonio de su unico nieto hombre (mi cuñado). Todos bailamos, celebramos, fue una fiesta hermosa, y ella se mantuvo estoica y feliz toda la noche. Vio a todos los familiares y amigos y se despidio de todos aquella madrugada.
La Iglesia donde se festejo la ceremonia data del 1700, de los jesuitas, en una zona rural en las afueras de Stgo. Yo habia asistido en 3 ocasiones a ese lugar y nunca habia visto moscas. Aquel sabado del matrimonio el lugar estaba atestado de moscas, lleno, lleno, lleno. Era un enjambre, afuera y dentro del recinto, todos lo comentamos y casi que fue el unico punto negro del casorio, pero todos le echamos la culpa al calor, el viento, las flores, etc.
Y hoy lo comprendo... las moscas... la señora aguanto 4 dias despues de ver a su nieto casarse, se estaba muriendo...

Algo de realismo magico no?

Un abrazo!

maria b dijo...

Creo sólo en los milagros literarios, como éste, que está muy bien contado!

Carolina dijo...

Esas cosas son mentiras, son muy locas...

Pero que las hay, las hay.

Besos

Walter L. Doti dijo...

Josecito: Recibir un besito de Stalin es un poco alarmante. Igualmente, ¡Graciela!

Luc: ¿Es verdad lo de la esquizofrenia?

Malala: Pueden aparecer otros fantasmas no avisados. Igual está muy bien tomar precauciones. A propósito, ¿no quiere comprarme un seguro?

Cacho: A los fantasmas les importa todo un pepino. Incluído nuestro escepticismo.

Marisol: Gracias por la pincelada literaria. ¿Las moscas se explicaban entonces por el estado de descomposición de la anciana?

María B. Que yo tenga un espacio para escribir. Eso es un milagro. :) Gracias por la visita.

Charrolaina: Tantas veces fui un fantasma. ¿Cómo no creer en ellos?

Carolina dijo...

Estuve como 2 seg hasta entender lo de "Y-M-C-A"!!!!!!!

Fogel dijo...

Los fantasmas existen,esto es un hecho que no debería ponerse en duda. Hasta podría aseverar que más de un par de ellos tienen un blog como el vuestro en alguna parte de la internet...

Morgenrot dijo...

Estupendo post, repletos de contenidos. El principio es fantástico.


Los fantasmas existen sólo como creaciones de nuestras mentes. Nunca he creado uno de estos seres.

Otro tema son las intuiciones, éstas darían mucho que hablar, y sí he tenido intuiciones certeras y difíciles. Pero creo que dependen del grado de percepción de cada individuo.

También me gustaría indicar que no pongo en duda la palabra de una persona. Lo vió y así fue para élla.

Saludos para el Rey del blog

Carlos D. Jurado dijo...

A todo esto, a pesar de que ya lo hablamos, yo creo (aunque me gustaría poder afirmarlo) que hay dos posibilidades razonables:
1- En verdad existe otro mundo espiritual más allá de los planos físicos que conocemos, o bien,
2- La mente es tan poderosa que es capaz de crear cosas (llámenlo ilusiones, si quieren).

P/D:¿Conoces a Joe Black?

Luc dijo...

Escuchaba voces en mi cabeza, como un murmullo constante indiscernible. Una vez leí que las ilusiones auditivas son frecuentes en casos de esquizofrenia.

Abrazo

JOHAN BUSH WALLS dijo...

Son difíciles de creer estas historias, incluso cuando vienen de alguien que tiene credibilidad, cuando se está apegado a algo y ese algo desaparece suelen tenerse este tipo de experiencias, como las que cuentan en este blog, que por cierto recomiendo, la autora dice no creer en cosas sobrenaturales, pero en su casa pasan cosas raras.

http://historiascitadinas.blogspot.com/

Aunque ella las cuenta en tono de humor.

Salú pue.

PD. Por cierto, ahora que me acuerdo, usted pidió un cuento pajero y nunca pasó a leerlo.