jueves, 5 de marzo de 2009

EFIALTES

Arthur soñó que vivía en un mundo imposible. Un mundo donde la gente moría para siempre; donde cada momento era inaugural y los actos irreversibles. Despertó jadeante y no pudo volver a conciliar el sueño.

8 comentarios:

Idea dijo...

Arturo vivía en un mundo imposible, un mundo donde la gente se moría para siempre; donde cada momento era inaugural y los actos irreversibles. Se durmió esperanzado y ya no pudo despertar.

Fogel dijo...

...¿Y EFIALTES? Mire que me hace trabajar usted. El mundo de Artur es similar quizás a el de un Dios, o también podría ser el mundo de alguien corto de entendederas, un idiota. Me quedo con la imagen del Dios creador de un mundo defectuoso, lo que le trae horrendas pesadillas que no lo dejan dormir.
Un abrazo, como siempre, me deja pensando...¿Y EFIALTES?

Carolina dijo...

Idea: clap clap clap! (aplausos)

No le comenté en su blog, estoy ofendida: me nombró ultima.

:)

Walter L. Doti dijo...

Idea: El pesimismo del pesimismo.

Fogel: Efialtes era, para los antiguos griegos, el demonio que despertaba las pesadillas.

Carolina: El aplaudismo del aplaudismo.

Ausentes: ¡ay, qué buenos comentarios! Y por si no lo notaron... ¡ESTOY SIENDO SARCÁSTICO!

Fogel dijo...

Bueno, no estuve tan lejos, demonio o dios, casi se podría decir que dimos con la justificación del mito.

Emilio dijo...

buen blog.

Fede dijo...

¿Y usted cree que nos vamos a despertar? ¿O que nos vamos a secas? Y si la vida es sueño... ¿Hay manera de elegir qué mundo soñar?

LAURA MARINA dijo...

Así es la vida, casi siempre, sobre todo cuando todo cuando todo parece sacado de un drama.