viernes, 22 de mayo de 2009

CASARSE

¿Qué cambia un papel? Todo. ¿Es necesaria toda la parafernalia de una ceremonia, de una fiesta, pasar por un montón de ritos? Sí.
.
El casamiento es la comunicación oficial al mundo de referencias cercanas de que uno ha decidido dejar de ser uno. Pero la mención constante de la palabra ha hecho banalizar su significación. Cuando una persona decide casarse, decide mucho más que realizar un mero trámite: afirma su voluntad de acoplarse a la aventura vital del otro, de solapar los trayectos y los proyectos; decide que su vida – la única vida con la que cuenta - y su tiempo – el tiempo único que no volverá jamás – se los brindará sólo a una persona. Casarse es el regalo más generoso que dos personas pueden hacerse mutuamente porque implica darse al otro por entero, entregar lo más propio de uno y que uno tiene en propiedad irrenunciable: uno mismo.
.
En un universo necesariamente amasado con egoísmo, casarse es romper las leyes de modo estrepitoso: por eso el ritual, por eso el festejo, por eso el papel y las firmas.

5 comentarios:

Blog de Prometheus MDQ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lutsek dijo...

Ahora sí, con la cuenta adecuada: Felicitaciones!

Fede dijo...

Che, con esas caras más que "necesario" parece obligatorio... ¡Pónganle un poco de onda!

Aldous Lape dijo...

ya se lo imprimo a la bruja de mi jermu !!

Daniel Rico dijo...

...deci la verdad: te encontro en la catrera con la mucama y lo unico que se te ocurrio para evitar que te disparara con el trabuco del abuelo fue pedirle que se casara...

ya me parecia raro, un ortodoxo eslavo como vos viviendo en pecado mortal...

¡¡¡felicidades!!!