jueves, 14 de octubre de 2010

FORK

HABLANDO, HABLANDO... ME PASÉ. NO PUDE AGARRAR EL CAMINO QUE QUERÍA. AL PRINCIPIO NO ME PREOCUPÉ DEMASIADO, PERO DESPUÉS ME DESESPERÉ AL NOTAR QUE YO HABÍA DESAPARECIDO, QUE YO NO ERA MÁS YO. QUE EL QUE MANEJABA ERA OTRO.